Microrrelato: Morir

Cayó al suelo y allí, como si estuviese en un sueño profundo, pudo viajar en el tiempo y observar su pasado, sus millones de momentos vividos, sus hermosos y tristes recuerdos. La herida ya no le agobiaba aunque su respiración no era la misma que antes. Abrió los ojos y volvió al presente. Mira a su alrededor, el humo que hay en el lugar hace que su visión sea nula, sólo oye el llanto de los niños. Advierte lo que ocurre pero no puede moverse. Ya no siente su cuerpo, vuelve a cerrar los ojos y respira por última vez.

A.R.

Anuncios