Imagen

Sangre

Sangre

Un ruido seco lo despertó en la mitad de la noche. Gotas de sudor se deslizaban por su frente. Aturdido con las imágenes del sueño que había tenido hacía unos segundos atrás, se levantó para ir a ver qué pasaba, qué había sido el causante de aquel ruido.
El living estaba sumergido en una profunda oscuridad. Prendió una luz y descubrió que todo estaba en orden. Se dirigió a la cocina por un vaso de agua, su respiración dejó de ser agitada y volvió a la normalidad.
Al ingresar a la cocina y prender la luz vio un rostro que estaba a centímetros de él. El miedo no le permitió gritar. La punta filosa de una cuchilla perforó su abdomen. La sangre comenzó a rebalsar de sus órganos y sus piernas dejaron de tener fuerza. El cuerpo se desplomó en el suelo.
Tendido en el suelo, pensó en todas las personas que amaba y al mismo tiempo revivió en su mente los mejores momentos vividos a lo largos de sus años. La respiración se tornó densa. El frío se apoderó de cada parte de su cuerpo y su corazón latía de manera lenta y trabajosa. Sus papilas gustativas reconocieron el sabor a sangre que ahora también salía de su boca.
De pronto su cuerpo dejó de pertenecerle, ya no lo sentía suyo. Sus ojos se fueron cerrando y su respiración produjo un último suspiro. Casi sin notarlo, se fue.

A.R.

Anuncios