Intentar.

Es cuestión de intentarlo. Una y otra vez. De ir viendo qué sucede con cada nueva experiencia, con la huella que cada viviencia deja. Y con los intentos vienen los fracasos de los cuales uno se acostumbra a aprender cada vez más. Se fracasa para luego volver a intentar.

Una misma pregunta penetra la mente: ¿cuántos más?… ¿cuántos fracasos más podrá la mente soportar?

Y mientras las respuestas se forman, uno sigue intentando. Buscando aquello que a veces es lejano y otras veces está tan presente que inunda el aire que se respira.

A.R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s